¿Alguna vez has visto alguna foto de algún conocido  en Facebook o en Instagram y la foto es tan increíble que te pones a pensar que te encantaría tener o poder tomar alguna fotografía así, y por supuesto compartirla en tus redes sociales y obtener muchos likes? Justo eso me pasa con las increíbles y bellas fotos de Lizzi Gadd. Sus fotografías son profundas e hipnotizantes, pero a la vez tan relajantes y pacíficas que te hacen soñar despierta con esos paisajes magníficos… pero bueno, ¡pronto las verás!

Amor por la naturaleza

Elizabeth Gadd, mejor conocida como Lizzie,  tiene tan solo 22 años y su pasión por la naturaleza y los animales, la llevo a explorar increíbles paisajes y descubrir una pasión y talento escondidos, la fotografía. Ella creció en los alrededores de Vancouver, Canadá, rodeada de agua, montañas, en fin, mucha naturaleza y ahí desarrolló un amor profundo por ella el cual se ve altamente reflejado en su fotografía.

¿Cómo empezó todo?

En 2007 empezó su pasión por tomar fotos a una de las cosas que más amaba, la naturaleza, y al estar rodeada de estas maravillas decidió en el 2010 salir de su zona de confort y realizar un proyecto en donde se toma un autorretrato por día durante 365 días. y aquí fue cuando descubrió su nicho y qué era lo que realmente le gustaba hacer que es la fotografía de paisajes con personas en ella. Le encanta mostrar la interacción de las personas con la naturaleza de una manera positiva y pacífica y según sus propias palabras, espera dejar a sus espectadores sintiéndose frescos e inspirados y esto lo logra completamente!

¡Ahora sí! Veamos de lo que estoy hablando…

Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd Elizabeth Gadd

 

 

Las fotos están soñadas ¿no? Pueden ver más fotos y diversas, en su página web  y seguirla en instagram para no perdete nunca ninguna jamás.

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Carolina
Travelista

Petite, viajera y soñadora, una tica por el mundo con pasión por los viajes, las culturas, la fotografía, la felicidad ¡y por supuesto la playa y los lindos bikinis! El pura vida corre por mi sangre, y te contagiaré para que también corra por la tuya.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.